Un reportaje de Postboda en Port Saplaya | Bailar Descalzos

Postboda en Port Saplaya



reporaje-de-boda-en-valencia

boda-en-portsaplaya

ideas-divertidas-de-boda

postboda-portsaplaya

ideas-boda-valencia

novias-valencia-2016

novias-2016

descalzo-novio

casarse-en-valencia

novias-2017-valencia

novia-playa

postboda-en-valencia-ideas

ideas-postboda-valencia

fotos-divertidas-de-boda

ideas-boda-divertida

post boda en por saplaya

reportaje-de-boda-valencia

boda en port saplaya

fotografia-de-boda-documental

reportaje de postboda en port saplaya

postboda-en-valencia

mejores-fotografos-de-boda-valencia

mejor-fotografo-de-boda-valencia

postboda en port saplaya

trash-the-dress-bailar-descalzos

novios-valencia

novias-valencia

cerveza-turia-botellin

postboda en port saplaya

cerveza-turia-valencia

 

Que alegría volver a ver a Esther y Benja, esta vez para hacer un reportaje de postboda en Port Saplaya. Ya os contamos un poquito sobre esta pareja en otra ocasión. Sobre el buen rollo que trasmiten y lo divertidos que son. Así que no es sorprendente que nosotros disfrutemos tanto con ellos.

Esther y Benja se dieron el “Si quiero” el 1 de Octubre en Soneja. Pero decidieron que no querían acabar ahí con la fiesta de su boda. Así que nos fuimos a  hacer una sesión de postboda en Port Saplaya. A nosotros personalmente nos encantan los reportajes de postboda, pues los novios están más tranquilos, sin prisas y sin miedo de estropear su ropa. Nos gusta tomarnos este tipo de sesiones con mucho relax, charlar con los novios, hacer que se sientan tranquilos y que pasen un buen rato.
 

¡En esta ocasión hasta hubo tiempo para brindar con unas cervezas!

Con el tiempo hemos aprendido que no hay nada más importante que los novios se sientan cómodos con los fotógrafos, que es muy importante que se diviertan y sean ellos mismos. De esta manera se consiguen muy buenos resultados. Se consigue captar la verdadera esencia de cada pareja, sin poses, sin sonrisas fingidas… Todo es natural y espontáneo.

Lo pasamos fenomenal. Nos contaron algunas anécdotas sobre su luna de miel. Recordaron algunos momentos únicos de su boda y hablamos de planes de futuro. La sesión salió rodada, ya que cuando una pareja está tan ilusionada y se toma la vida con tanta alegría, todo es mucho más fácil. Ya solo queda un buen ojo que sepa captar esos pequeños detalles que hacen única a cada pareja.  Además fue un acierto hacer la postboda en Port Saplaya. Pues es un lugar con mucho encanto y la luz mágica de Valencia se alió con nosotros para conseguir una atmósfera muy romántica.

Comentarios

Al enviar el comentario aceptas la Política de privacidad*




Post anterior
Paola y Alberto: Una boda en lengua de signos
Post siguiente
Postboda en el Castillo de Xátiva






Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies