Fotografía documental en México | Bailar Descalzos

Cuando Bailar Descalzos estuvo en México



Escribimos esto unos días después que nuestra hija Zoe haya venido al mundo. Quizás por eso estamos algo reflexivos y emotivos y no podemos dejar de mirar atrás y pensar en todo lo andado hasta hoy. Y es que nos hemos dado cuenta que esta semana se cumple un año de nuestra marcha de México. Durante esa época de nuestra vida, realizamos un trabajo de fotografía documental y social. Narramos la realidad mexicana, mostrando sus paisajes y costumbres y queremos compartir un breve resumen de lo que allí vimos.

Es una época muy especial para nosotros. No solo porque nos encanta la fotografía documental, sino por todo lo que vivimos en ese maravilloso país. Un lugar de contrastes tanto naturales como sociales. Recorrer México supone ir del desierto del norte a las playas paradisíacas del caribe. De la colosal ciudad del DF a la calma de los pueblos indígenas en la selva.
 

Nuestro trabajo

 
Estuvo centrado en su mayor parte en el sur del país. Fue en el estado de Chiapas donde desarrollamos un proyecto de fotografía documental. Allí analizamos la realidad social y llevamos a cabo varias exposiciones fotográficas, en las que casi podría decirse que desnudamos nuestra alma, con unas fotografías de estilo artístico y de autor.

Lo que verdaderamente nos atrapó fue la cultura indígena, de la que aprendimos muchísimo. Conocimos la realidad de los pueblos indígenas que luchan día a día por conservar su cultura frente al avance de las multinacionales. Gente sencilla, de corazón fuerte y hospitalario, conscientes de nuestra unión a la tierra, que adoran a la “pachamama”. Ellos se ven obligados a defenderla, con todo lo que eso supone, de los intereses políticos, las multinacionales y el narcotráfico que intentan contaminarla y hacerse dueños de ella. Hemos sentido junto a ellos el dolor por la muerte de compañeros y amigos que mueren defendiendo su cultura, sus ríos, sus selvas y sus gentes. Este es uno de los aspectos que más nos maravilló y nunca nos ha dejado de sorprender. Una ética, que considera que la comunidad es más importante que el individuo.

México no solo nos dio la oportunidad de desarrollar nuestra fotografía documental. También nos enseñó cosas sobre nosotros mismos que jamás habríamos imaginado.

 

Mujer indígena, de la serie fotografía documental en México

Fotografía documental de retrato

Retrato de un viajero, de la serie fotografía documental en México

Un reflejo de México, de la serie fotografía documental

Fotografía documental de la semana santa

Ritual maya para recordar a los difuntos, de la serie fotografía documental en México

Niña indígena con paliacate, de la serie de Fotografía documental en México

Fotografía documental en Chiapas

Fotografía de paisaje y documental

Ruinas mayas de Palenque, de la serie fotografía documental en México

Cascada, de la serie de fotografía documental en México

Comentarios

Al enviar el comentario aceptas la Política de privacidad*




Post anterior
La Postboda en Cantabria de Cris y Unai
Post siguiente
Preboda Alternativa en Salamanca






Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies